Facebook login

Fundamentos del CQB (II): Como limpiar pasillos y el tiro reflexivo

Seguimos buceando por el blog de Ragnos Airsoft, para descubrir que hay muchas cosas y muy interesantes. Empezamos por compartir este genial artículo sobre los fundamentos del CQB sobre el que seguro que tenéis mucho que decir. Pero no perdáis la ocasión de visitar su web y descubrir todo lo que tienen.

(Si no has leido Fundamentos del CQB (I): Principios Básicos, te recomendamos que lo hagas antes de leer este artículo)

1. Consideraciones iniciales para el combate CQB

Las técnicas combate CQB están pensadas para realizarse con equipos de cuatro hombres, ya que equipos más grandes son pesados e inefectivos en espacios cerrados. A cada miembro se le asigna un número del 1 al 4, según el orden de entrada en la habitación. El líder de escuadra es siempre el número 3 y, si hay una réplica de apoyo, será siempre el número 4. Estas técnicas se pueden realizar también con tres o incluso dos miembros si la situación lo requiere, pero los riesgos aumentan. Jamás se debe intentar despejar un edificio en solitario.

Antes de entrar en un edificio, si sabemos con certeza que no se encuentran tropas amigas o rehenes en el edificio, entraremos siempre lanzando previamente una granada en el interior. Además de causar posibles bajas entre los defensores, nos servirá como elemento de sorpresa y como señal para la entrada inmediata al edificio. También intentaremos entrar y limpiar edificio por la parte más elevada posible y limpiarlo de arriba abajo, ya que la altura ofrece ciertas ventajas.

Pero antes de pasar a la limpieza de habitaciones debemos conocer como llegar hasta la habitación objetivo a través de pasillos y corredores sin sufrir bajas importantes, así como cuál es la manera adecuada de sostener la réplica para hacer frente a estas situaciones.

2. Técnicas para control y limpieza de pasillos

La Técnica Serpentina se usa en pasillos estrechos. El hombre número 1 ofrece seguridad en la parte delantera. Su sector incluye todo enemigo que aparezca en el final del corredor o en cualquier puerta cerca del final. El número 2 y el número 3 controlan los lados izquierdo y derecho del número 1, principalmente de enemigos que puedan aparecer de las puertas situados a los lados del corredor. El número 4 (apoyo) controla la parte trasera del equipo de limpieza.

La técnica T-Desplegada se usa para pasillos anchos. El número 1 y el número 2 cruzan sus campos de fuego y controlan los lados opuestos del pasillo, mientras que el número 3 cubre el final del pasillo desde una posición entre el 1 y 2. De nuevo, el número 4 cubre la posición trasera.

Las limpiezas de corredores y pasillos en forma de "T" se limpian  tal y como se describe en la imagen, independientemente de si usamos la Técnica Serpentina o la Técnica T-Desplegada.

3. Movimiento individual y control de armas

Como en cualquier situación de combate, el equipo de limpieza debe moverse tácticamente y con seguridad. Los individuos que forman parte del equipo deben moverse en una forma estándar, utilizando técnicas practicadas y conocidas por todos:

a) Cuando los miembros del equipo se mueven, deben apuntar con el cañón siempre en la dirección en la que se mueven. Deben mantener la culata en la axila y con el cañón ligeramente más bajo que el ojo, para evitar obstruir la visión. Se deben mantener ambos ojos abiertos y apuntar siempre en la dirección donde se mira.

b) Los miembros del equipo deben evitar sacar el cañón en las esquinas, ventanas o al sortear objetos. Enseñar el cañón de la réplica es un aviso al enemigo y le proporciona tiempo a responder o incluso a coger el cañón.

c) Los miembros del equipo deben llevar las réplicas en seguro hasta que se entre en el edificio, dónde se mantendrá siempre en semiautomático con el dedo fuera del gatillo hasta que se localice a un enemigo y se abra fuego. Una vez el sector este controlado, debe volver a la posición de seguro.

d) Si uno de los miembros de la patrulla sufre una malfunción de su réplica (sea cual sea el motivo) debe colocarse inmediatamente con una rodilla en el suelo y tratar de solucionar  el problema en el mismo momento. Una vez la réplica sea operacional no hay necesidad de volver a la posición original para abrir fuego contra los enemigos, a menos que haya que moverse a otra posición de fuego.

Cuando los otros miembros del equipo ven a un compañero en esta posición, saben al momento que ha sucedido y deben abatir los enemigos en su sector, con lo que se ahorra un tiempo muy valioso.

4. Tiro Reflexivo

Durante el CQB no hay margen para el error. Demasiado lento al disparar al enemigo, demasiado rápido al disparar a un no combatiente o disparos sin precisión pueden ser desastrosos para el equipo de limpieza.

El sostener la réplica adecuadamente, la postura, el apuntado, el manejo del gatillo y el tiro final constituyen las partes del Tiro Reflexivo, que se consigue con la práctica y dejando de lado el Tiro Instintivo. Este método de abrir fuego es el único que nos va a permitir lograr los objetivos sin bajas de no combatientes que se encuentren entre los enemigos.

Para practicar el Tiro Reflexivo hay dos posiciones básicas para la réplica. La Posición Firme Baja y la Posición Firme Alta:

1) Posición Firme Baja: la culata de la réplica se coloca firmemente en la axila con el cañón apuntando en un ángulo de 45º respecto al suelo. Esta es la posición más segura para llevar la réplica y debe ser usada para el interior de los edificios excepto en el momento de entrada y en el momento de abrir fuego.

2) Posición Firme Alta: La culata de la réplica se sostiene bajo la axila, con el cañón ligeramente hacia arriba, dejando el visor frontal de la réplica por encima de la línea de visión pero dentro del campo de visión inmediato del soldado. En el momento de entrada o para abrir fuego contra un enemigo, se debe empujar la réplica hacia adelante como si se tratara de un asalto con bayoneta y se coloca la culata en el hombro firmemente. Esta es la posición que mejor se adapta a la espera en línea para entrar en una habitación.