DENVER: Este es el modelo más largo, pensado para tiradores, para ello cuenta con miras a 45º para poder usarlas para apuntar a cortas distancias aún llevando un visor telescópico. Pero cuidado con inclinar demasiado la réplica o el efecto del hop-up desviará las bolas. Viene de serie con una serie de complementos como pueden ser el AN-PEQ funcional (incluye laser) o con un RIS Keymod en la parte inferior en la que nos encontraremos el stop finger. Este grip nos permite agarrar el guardamanos de manera intuitiva y dejar la mano en la posición perfecta para disparar o activar el AN-PEQ. Que pese a que dudábamos que fuese así no interfiere con la mira, esta queda lo suficientemente alta para que no moleste. El guardamanos es más estrecho de lo habitual, al estilo de las carabinas tácticas. Esto permite un menor peso y un agarre más cómodo. Una tendencia del tiro deportivo que ha llegado a los operadores reales y de ahí al airsoft. Aunque sea más estrecho gracias al sistema Keymod podremos montar la misma cantidad de complementos, y encima nos ahorraremos el peso extra que suponen los raíles RIS que no se llegan a usar. La culata tiene un diseño compacto especialmente pensado para tiradores ya que por mucho que la extendamos el cheek rest se mantiene en la misma posición. La cantonera de goma está pensada en la misma línea para ayudar a mantener una posición sostenidamente y resultar lo más cómoda posible.