Ir a versión
escritorio

SRC lanzó hace un tiempo la réplica del XM8 original, el fusil creado conjuntamente por el Ejercito de los Estados Unidos y H&K. Un modelo, el real, del que se desarrollaron la versión como rifle de asalto, como ametralladora ligera, como rifle de DMR…Y de las que ahora este fabricante taiwanés nos ofrece sus réplicas de airsoft empezando por este SR8-R, que es la evolución de las primeras versiones que ya fabricó hace años.

CONSTRUCCIÓN

Al cogerlo por primera vez, su construcción en fibra de nailon nos recuerda al de los G36 que hace esta marca. SRC lleva muchos años fabricando réplicas con cuerpos de este material, y tiene la experiencia para fabricarlos con un alto grado de calidad en fibra de nailon. Gracias a esto nos encontramos un modelo ligero, tan solo pesa 2950 g, pero muy resistente.

BATERÍAS

El guardamanos es lo suficientemente grande como para acoger la batería, nosotros hemos comprobado que caben sin problemas baterías como por ejemplo: 

Batería de dos módulos: LIPO 7.4V 1450MAH

Batería de tubo: LIPO 11.1V 1500MAH

Batería cuadrada: LIPO 11.1V 1600MAH

COMPLEMENTOS

Al usar el guardamanos RIS en vez de KeyMod o MLok hace que a la hora de agarrarlo con la mano, hasta con una mano grande, no sea tan cómodo. Pero usando un pistolete lo solucionamos rápidamente, aunque en ese caso no nos vendrá mal un pulsador para la linterna o el AN/PEQ. 

TALÓN DE AQUILES

El RIS en todo el puente superior nos gusta más que el puente de la primera versión del SM8 de SRC ya que nos permite elegir el tipo de mira o de complemento que colocamos en él. Pero tenemos que tener cuidado porque la parte central es el punto menos resistente. Así que tened cuidado si lo cogéis en modo asa porque se puede partir si lo usas con brusquedad. Pero ponedle la mira que queráis que la aguantará.

CARGADOR

El cargador hi-cap de 450 bolas es semitransparente, lo que nos permite ir viendo la cantidad de munición que nos queda. Este es un aspecto en el que se asemeja al de verdad, aunque el de verdad es de tan solo 30 proyectiles. Para hacerlo aún más realista podrían haberlo decorado con balas dummy, aunque así ya no podríamos ver la munición restante. Así que entendemos que han preferido la eficacia en juego sobre la recreación.

RECARGAS TÁCTICAS

En el cuerpo encontramos una palanca de liberación del cargador tipo G36. Pero además, tiene una palanca debajo del guardamontes para poder accionarla directamente con el dedo del gatillo, mientras nos queda libre la otra mano para cambiar de cargador.

CULATA

La culata tiene 6 posiciones, pero la regulación no es muy suave y de la fuerza que necesitamos hacer (y porque se recoge hacia adentro) podemos llegar a pellizcarnos la mano. Además, no es muy fácil dejarla en una posición que no sea plegada por completo o extendida por completo. Tal vez sea el aspecto que menos nos ha gustado del modelo.

¿A QUÈ JUGAMOS HOY?

Estos son algunos de los juegos en los que hemos podido empuñar alguna de las versiones del XM8, ¿a cuántos has jugado?

Sniper

Ghost Warrior 2 (2013)

-----------------

Es una secuela del Sniper: Ghost Warrior, un shooter centrado en la figura de los francotiradores. En este juego podremos ver el XM8 en manos de muchos aliados, generalmente usado con un silenciador. 

Call of Duty: 

Black Ops II  (2012)

-----------------

Este juego continúa la historia del CoD: Blops (2010), siguiendo los pasos de los Mason, padre e hijo, en la Guerra Fría y en 2025. En el juego, el ejercito sí que lo ha adoptado y, en una configuración futurista, lo podremos usar en 2025.

Battlefield 

Bad Company 2  

-----------------

Otra secuela, esta vez del Battlefield Bad Company, que molaba tanto porque el 90% de los objetos del mapa se podían destrozar. Y entre las múltiples armas que podíamos usar para ello en campaña, la B-Company tenía el XM8 con el lanzagranadas XM320.

Rainbow Six: 

Vegas 2 (2009)

-----------------

En este juego de la saga de Tom Clancy volvíamos a la ciudad del pecado con el comando Rainbow. Era el arma de Bishop, y una de las últimas que podíamos desbloquear en el juego, pero merecía la pena.

PISTÓN

El pistón es de plástico verde con el dentado de plástico también salvo el primer diente que es metálico. La cabeza de pistón es de plástico lo que evita que sufra en el golpeteo metal contra metal al chocar contra la cabeza de cilindro. Y el sellado dentro del cilindro es impecable.

CILINDRO

El cilindro es de aluminio y carece de orificio para coger la carga completa de aire que se necesita para llenar el cañón interior y mejorar el vuelo de la bola. La cabeza de cilindro es la parte que más nos ha impresionado de los interiores. Fabricada en aluminio CNC, de un bonito color azul, con dos gomas tóricas para asegurar el sellado y con una goma en el interior para suavizar el choque del pistón.

GEARS

Los gears son de acero, los estándares que podemos encontrar en un gearbox, y giran sobre casquillos de acero de 6 mm. Aunque a buen ritmo tenemos que decir, gracias al motor hi-torque de SRC que monta.

SISTEMA ELÉCTRICO

El cableado es de plata, lo que mejora la transmisión de la carga y evita que se caliente tanto. Y como ya hemos comentado antes, va direccionado hacia adelante, donde precisamente encontraremos también el fusible que protege todo el conjunto y que saltará en caso de cortocircuito.

HOP-UP Y 

CAÑÓN INTERNO

La cámara de hop-up es metálica en esta réplica, de rueda transversal como en los G36. Y aunque funciona perfectamente la ventana de expulsión nos ha resultado un poco pequeña para graduarlo sobre todo si llevamos guantes. El cañón que monta es de 420 mm de largo y de un diámetro interior estándar.

En definitiva, es como el modelo real, una alternativa a tanto M4 (y variantes) de los que está inundado el mercado que nos ofrece un buen rendimiento con menor peso y a un precio muy interesante. Un rifle que perdió su “guerra” en el Ejército de Estados Unidos, pero que en el mundo de los videojuegos ganó una inesperada fama que lo ha mantenido en la mente de muchos jugadores y con el que SRC apuesta sobre seguro al basar parte de su trabajo en sus tan apreciados G36.