Ir a versión
escritorio

Las LMG’s (Light Machine Guns) son replicas que a todos nos atraen. Quizás por su apariencia, quizás por su rendimiento, quizás por las normas en el mundo del airsoft para jugar su rol, el de apoyo. Pero ¿qué es el rol de apoyo? ¿No es lo mismo que un fusilero pero con más bolas encima?

El airsoft poco a poco crece, y con ello, todo se especializa más: más normas, más variedad, más jugadores,... Y por eso cada vez más encontramos que roles que antes eran simplemente una idea, hoy se diferencia notablemente del resto y tienen sus propias normas incluso en los campos.

El rol de apoyo tiene una función muy clara: la de aumentar la potencia de fuego de un escuadrón. Para ello se sirve de ametralladoras ligeras, las cuales son más pesadas que un fusil de asalto, llevan cañón pesado y una gran cantidad de munición. Todo ello es por una razón, la de suprimir en combate.

Ya hablamos en artículos anteriores sobre cómo reaccionar en contactos. Y una de las primeras acciones a tomar, era la de suprimir al enemigo con fuego constante. Solo que, en casos reales, los cargadores de 30 proyectiles se quedaban cortos para poder suprimir al enemigo por unos cuantos segundos.

Por eso se empezó a añadir un SAW (Squad Automatic Weapon) por equipo de fuego, para encargarse de las supresiones, y eliminar pequeños grupos de enemigos desde posiciones fijas o utilizando fuego cruzado.

Equipamiento

Este rol tiene una peculiaridad que no solemos encontrar en todos los demás. Normalmente no lleva cargadores extra. Por tanto la configuración de su porta-placas o equipamiento ha de ser distinta. 

Digamos que no hay nada escrito, como siempre cada uno decide en función de comodidades o intereses propios o del equipo. Pero digamos que un apoyo no necesita llevar cargadores de fusil encima. A menos que los lleve para amunicionar a compañeros. Así que no es extraño verlos con porta-placas lisos, sin pouches o molle para compensar el peso que acarrea su arma. Existen pouches específicos para cargar las cajas de munición, pero pienso que deberíamos diferenciar en este punto los casos reales del airsoft.

En la realidad las cajas o drums de LMG’s suelen cargar de 100 a 200 cartuchos. Es mucho más que un cargador de fusil, pero sigue sin ser un número de munición por el cual debas dejar de preocuparte. Puede que el apoyo lleve alguna caja extra de munición en su loadout, pero suele ser más cómodo llevar las cadenas de balas sueltas. Es más, a menudo son los propios miembros del equipo quienes llevan como mínimo una pequeña cadena para el portador de la LMG. En airsoft cambia la cosa. El apoyo lleva entre 2500 a 5000 bolas. Algo que a menos que hagas mucho el loco (que también pasa), suele durarte para toda una partida. 

Entonces, ¿qué equipamiento lleva un apoyo en airsoft? Pues como decía, puede ser que lleven un porta-placas vacio. También podemos utilizar algunos chest rig, no para munición sino llenos de utilities y multi-purpose para ir menos cargados pero llevando las  cosillas útiles que podamos necesitar. Por último, aunque es raro, he visto en ocasiones, incluso yo mismo lo he probado, apoyos con ghillies completos o elementos de ocultación (vipers, medios ghillies, ponchos, etc). Esto tiene sentido si dichos apoyos cumplen las funciones dentro de sus equipos de flanqueos, o fuegos cruzados, dado que es un plus a conseguir llegar a sus posiciones sin ser detectados.

Comportamiento

Un support o apoyo siempre debe ocupar una posición intermedia en formaciones. Dado que tiene menos movilidad que un asalto, pero su función dentro del equipo es más primordial. Además, es un rol compatible con el de teamleader, dado que ambos ocupan una posición similar y desde esa posición en combate es fácil coordinar binomios u operadores, dado que se tiene constante visión panorámica del combate.

En cuanto un escuadrón con un SAW entra en combate, los primeros operadores que tienen contacto suprimirán al enemigo1 hasta que el SAW tome una posición y pueda empezar a hacer fuego2. En este momento el resto del equipo tomara coberturas y empezarán los saltos hacia adelante, flanqueos o retiradas3. El apoyo seguirá desde su posición disparando hacia la dirección del contacto.

Otra utilidad de un apoyo es destacarlo en un binomio, junto con algún asalto u otro apoyo. Y hacerles tomar una posición de flanqueo al atacar una posición defensiva. En este caso en cuanto el grupo mayoritario inicie el asalto, ellos disfrutarán de una posición ventajosa y lo más importante inesperada para el enemigo. Pudiendo así acabar en ocasiones con su vía de escape por si inician una retirada, o simplemente eliminarlos en grupo cuando se encuentren en coberturas.

Por último, también se puede destacar en una posición fija dentro de una posición defensiva. En este caso el enemigo evitará en la mayoría de los casos atacar la base por ese punto, dado que la resistencia que reciben es mayor a la supresión que ellos pueden realizar (en caso de ir sin SAW). Es más, con esta misma estrategia, utilizando más de una posición fija, puedes forzar al enemigo a un embudo, obligando a atacarte por donde quieres que lo haga, haciéndoles caer en una trampa.

Modo de fuego

El modo de fuego que utiliza un apoyo es el automático, pero a diferencia de lo que muchos puedan creer, lo utiliza en rafagas cortas, de entre 3 y 6 tiros por ráfaga. Y siempre iniciando la ráfaga en un punto y desplazándose hacia un lateral. De este modo se consigue una buena supresión, tus impactos crean en el enemigo la sensación de pequeños muros por los que no puede cruzar porque puede ser eliminado. Cosa que si las ráfagas fuesen iniciándose y terminando en un mismo punto, se le da ventaja al enemigo para buscar más alternativas para poder avanzar hacia ti. Obviamente en airsoft las ráfagas pueden variar y rara vez serán de 3 a 6 bolas, porque no sufrimos de retroceso que nos limite en precisión. Aun así esto ya será cosa de la normativa de cada campo determinar qué tipo de ráfagas puede realizar un apoyo.

Cargarse con una LMG y jugar de apoyo no es a lo que está acostumbrado cualquier jugador de airsoft. Quizás no puedes correr todo lo que te gustaría, quizás no puedes asaltar posiciones tan frecuentemente. Te limitas a ponerles ese trabajo más fácil a los de tu equipo, porque gracias a ti, ellos tienen un poco más de libertad de movimiento, dado que el enemigo tiene la cabeza agachada. Sin embargo, ver como todos tus compañeros confían y te agradecen tu fuego porque gracias a él, ellos pueden tomar posiciones más avanzadas, no tiene precio.

Como todo hay que probarlo al menos una vez para saber si es lo tuyo o no. Pero no olvidemos que el airsoft es un juego de equipo, y como tal, todas las ayudas son pocas.