Ir a versión
escritorio

Pensad en un país. ¿Ya? Pues hay una alta probabilidad de que Dom ya haya estado allí fotografiando a las unidades más punteras que actúen allí. Francia, Australia, España, Brasil, Gran Bretaña, EE. UU., Singapur… la lista de países en los que ha estado es demasiado larga como para reproducirla entera aquí. Siempre es un placer seguirle los pasos en Facebook (@flashbangmag) y ver qué nos deparará la siguiente Flashbang Magazine.

Has estado con el GIGN en Francia, el GEO en España, el SCO19 en Reino Unido, el BOPE en Brasil… ¿cuál es la mejor historia que guardas después de tantos años entre operadores de tan alto nivel?

Si hablamos de anécdotas memorables, Brasil me viene inmediatamente a la mente: me presento a la unidad en el centro de Río para encontrarme con el "CORE", una unidad equivalente al BOPE. Ya se iban las primeras patrullas y me invitaron a acompañarles. Abro la puerta trasera izquierda del pick-up para sentarme, pero me dicen que tengo que subir por el otro lado: "Si nos disparan por la izquierda, el conductor no podrá defenderse, hace falta una persona armada detrás de él". Ok... La explicación parece racional, ¡pero no me tranquiliza mucho! Para agregar tensión a la atmósfera, solo en el vehículo, todos los hombres desenfundan su pistola y la colocan entre sus piernas para reaccionar más rápido.

"A menudo surge la pregunta: ¿Cuándo veremos el DEVGRU   o  la DELTA  Force  en la  revista?"

A la entrada de las favelas, las huellas de los impactos son visibles en las paredes, también me enseñaron más en la cabina del helicóptero de la Policía, nunca he visto eso en ningún otro lugar. 

Los barrios en los que íbamos a patrullar (y hacer fotos) ya están "pacificados" pero, sin embargo, ¡es imposible entrar sin que un primer vehículo asegure primero que las condiciones de seguridad sean razonables para llevar a un fotógrafo! Imaginaos  los barrios que no están controlados por la Policía...

Dejamos los vehículos para caminar por las calles y, aunque no siento el peligro, la tensión es palpable y los agentes nunca bajan la guardia, incluso cuando les propongo comprar agua. Hacen turnos incluso para beber cada uno y para garantizar nuestra seguridad.

Puestos a pensar que todo es posible, si te diesen a elegir entre fotografiar al DEVGRU, al CAG, o a otra unidad de tu elección ¿a quién veríamos en Flashbang Magazine? 

A menudo surge la pregunta: ¿Cuándo veremos el DEVGRU o la DELTA Force en la revista? Desafortunadamente, pero lógicamente, esto nunca va a pasar... Tuve la oportunidad de conocer a varios ex miembros de estas unidades a nivel personal, ¡pero hasta aquí puedo contar!

A menudo, los lectores no se dan cuenta de la dificultad de poder trabajar con unidades incluso menos "famosas". Me ha costado casi tres años, por ejemplo, conseguir trabajar con el SCO19 y fui el primero en hacerlo. Además, entre todas las unidades que aparecieron en Flashbang, muchas nunca antes habían aceptado a un fotógrafo. Todavía tengo algunas unidades icónicas como objetivo con las que estoy en contacto y no renuncio a poder trabajar con ellas algún día.

Por experiencia sé que la regla... ¡es que no hay reglas! Algunas solicitudes a unidades de aparentemente fácil acceso nunca concluyen, mientras que otras que en teoría parecen muy complicadas, finalmente llegan a buen puerto muy rápidamente.

Pero volviendo a la pregunta, sí, por supuesto, siempre existe este legendario trío: SAS, DEVGRU y CAG. Pero también añadiría al SBS y al FBI HRT.

De hecho, no siento ninguna frustración por esto porque ya tuve el privilegio de trabajar con muchas unidades que me hicieron "soñar" y que descubrí en revistas como RAIDS cuando era adolescente. Pienso, entre otros, en el Comando Hubert que fue hacer realidad un sueño de mi infancia.

"Desde  lo  alto  de  la  torre Montparnasse  a  más  de  200  metros de  altura.  Me  sentí  solo  con  mi pequeño  arnés  y  la  cuerda  me parecía  muy  fina..."

Sabemos que has tenido que colgarte con un arnés de la fachada de un edificio para hacerle una foto a un operador rapelando pero ¿qué ha sido lo más difícil o peligroso que has llegado a tener que hacer para conseguir un fotón?

A partir del momento en el que movemos en un entorno con armas cargadas, explosivos y que hay helicópteros o barcos, el peligro está siempre presente. Pero este riesgo inherente está en gran parte compensado por la profesionalidad y las habilidades de los operadores, pilotos, etc.

Tengo absoluta confianza en mis interlocutores. Son los mejores en lo que hacen y sea cual sea la situación, si me dicen que se puede, lo haré sin dudar. Esta confianza mutua es una noción esencial dentro de estos grupos y creo que aprecian que yo siga el juego.

Por otro lado, a veces hay situaciones "muy incómodas". Con la BRI de París, me suspendieron en rapel desde lo alto de la torre Montparnasse a más de 200 metros de altura. Me sentí solo con mi pequeño arnés y la cuerda me parecía muy fina...

¡Pero las fotos valieron la pena y claramente, no me podía rajar delante de ellos! Una vez más, cuando se han tomado todas las medidas de seguridad, 

lo demás solo está en tu cabeza y es gratificante aprender a ir más allá de eso. Pero no impide que no sientas un algo al pasar por encima del bordillo, con 200 metros de caída por debajo.

Con un equipo fotográfico tan caro necesitarás contar con buena seguridad para realizar una sesión en un sitio tan “especial” como las favelas. ¿Cómo lo haces para no tener problemas cuando trabajas en sitios “no controlados”?

Bueno, contrariamente a lo que puede pensar todo el mundo, trabajo con un material bastante limitado y especialmente muy rústico. Una Nikon D3 que tiene más de 10 años, 3 lentes y un flash. Las unidades a veces esperan ver a un equipo con luces, etc. Pero todo esto debe seguir siendo muy simple porque debo poder seguir a los operadores lo más cerca posible en aviones, helicópteros, vehículos, barcos, en la selva, la montaña...

Con la experiencia aprendemos rápidamente a conservar lo esencial y funcional. Todavía me flipa en las unidades. Cuanto más operativa y experimentada sea la gente, más simplificado y racionalizado será su equipo. ¡No hay sitio para los gadgets inútiles!

Pero volviendo a tu pregunta, sufrí sudores fríos, siempre en Río. El BOPE me había citado a las cuatro de la mañana en su base ubicada al lado de las favelas para empezar la misión al amanecer y para eso, había tenido que salir de mi hotel en medio de la noche con todo mi equipo... A lo largo del viaje en taxi no podía evitar pensar en que el tío me iba a llevar a un callejón para robarme o entregarme directamente a los narcos, ¡porque él pensaba que yo era un poli!

Pese a contar con los mejores guarda espaldas de cada país al que visitas, sabemos que en una sesión recibiste un disparo de un GIGN. ¿Cómo fue la experiencia de ver la acción de frente en vez de a través del objetivo de tu cámara?

¡Para nada! ¿No sé de dónde viene esta anécdota? La verdad es muy diferente: hace más de 10 años, tuve la suerte de que un amigo del GIGN llevase a cabo lo que ellos llaman el "disparo de confianza". Normalmente, esto solo está reservado para los miembros de la unidad y esto se hace antes de entrar en la unidad. Llevaba un chaleco antibalas con una placa (diana de balltrap) y dispararon a 10 metros con el famoso revólver mítico en la unidad, el MR73.

Esto simboliza el dominio perfecto de los disparos y las emociones, así como la confianza mutua que tienen los miembros del equipo. Fue realmente un privilegio increíble.

No es fácil que unidades de tanto nivel regalen su parche, un parche que les ha costado conseguir y del que se sienten tan orgullosos de poder lucir. Sin embargo, tú has conseguido que te regalen unos cuantos ¿cómo lo has hecho?

Sobre cuarenta unidades con las que he trabajado, solo una no me ha dejado su parche porque iba realmente en contra de su cultura. Por lo tanto, tengo la suerte de tener una "colección" bastante única, con una gran variedad de unidades y países representados, pero sobre todo porque estos parches me los dieron personalmente los operadores. Esto les da un valor sentimental inestimable para mí. De hecho, es un gesto muy significativo el entregar el parche de tu unidad a alguien que no pertenece a ella y nunca me lo tomo a la ligera. Recibirlos siempre es un gran orgullo para mí.

Has rapelado, volado en helicóptero, ido en una barca neumática, te has adentrado en la selva, te han disparado… pero todavía te queda algo por hacer, ¿para cuándo una sesión de fotos con airsofters? (Nos ofrecemos voluntarios como modelos).

¡Pues será con mucho gusto! ¿Cuándo podéis llevarme en helicóptero sobre la Ópera de Sídney con un francotirador? ¿O tal vez mejor en un submarino con buceadores de combate? ;-)