Ir a versión
escritorio

El M40 es el rifle de francotirador de los Marines, partieron del Remington 700 y mientras que el US Army desarrollaba el M24 el USMC creó el M40. De ahí, y con el paso de los años vimos distintas versiones el A1, el A3, el A5 (con sus réplicas producidas por distintas marcas). Hasta que ahora, ARES nos sorprende con el M40 A6, un modelo que el USMC encargó en 2013, y que se dotó a las tropas entre 2016 y 2017 (ya bajo el nombre final de M40A7).

Si el M40 original entró en servicio en 1966 y en la actualidad sigue usándose es porque se ha ido trabajando constantemente en él para mantenerlo a la altura de lo que los tiradores necesitan. La misma filosofía con la que trabaja ARES para ofrecernos todavía a día de hoy, réplicas de este nivel.

Guardamanos

Una de las actualizaciones que el USMC buscó con el A6 fue un RIS superior continuo (este tiene 490 mm de rail Picatinny) donde colocar todo tipo de miras y complementos, a lo que ayuda el guardamanos octogonal donde podremos acabar de complementarlo con AN/PEQ, linternas o láseres que nos ayuden a ser más precisos en juego.

Grip

El grip es de una goma que evita que se te resvale la mano, haciendo que el agarre sea más cómodo. Su diseño además, es más recto de lo que encontramos habitualmente, por lo que la posición del dedo índice queda más perpendicular al gatillo. Esto es mejor porque la posición de la mano queda natural al disparar y se fuerza menos, algo de agradecer en las largas esperas. Un detalle que tiene el modelo real es que el grip es intercambiable con los habituales de M4, en el caso de la réplica lo es con grips de tipo GBB, por lo que las opciones aumentan a la hora de ajustarlo a nuestra forma de juego.

 

Culata

Otra de las actualizaciones que aporta el A6 es la culata Remington Defense RACS, que es plegable pasando a medir 810 mm de los 1060 originales. Está pensada para hacerlo más compacto de cara a su transporte. Tiene un diseño esquelético que lo hace más ligero e incorpora dos raíles, uno en la parte inferior para poder montar un monopie y hacer más cómoda la posición cuando disparemos tumbados, y otro en el lateral para el que no hemos encontrado función (¡y eso que hemos llegado a preguntar hasta un Warrant Officer de los Marines!). Pero lo más interesante es que podremos ajustarnos con mucha precisión la culata. Nos permite ajustar la altura a la que queda la cantonera y la longitud de la culata, y además podremos ajustar el reposa mejillas, lo que, todo junto, nos permite configurar la culata a nuestra medida (independientemente de lo grandes o pequeños que seamos) para que cuando encaremos la réplica, automáticamente nuestro ojo quede alineado con la mira. Esto no es un capricho de tirador, sino que permite evitar que la mira nos haga “negros” y ganemos velocidad de respuesta.

Cerrojo

El cerrojo, de diseño compatible con TM, está fabricado en aluminio y aunque rinde adecuadamente, nos hubiese gustado que fuese de acero para mejorar su durabilidad cuando se usen muelles potentes. Se desmonta fácilmente con una herramienta de ARES desde la parte inferior del rifle, y si en los Striker montaban muelle de AEG, en este caso no es así. 

Upgrades

Encontramos una guía de muelle y un pistón de aluminio que nos ofrecen una muy buena compresión. Una cosa que nos ha gustado es que un operario de ARES pruebe cada modelo y te ponga la potencia que le ha dado y la fecha, así podemos ver que este a día 13 de agosto, dio 105 m/s (345 FPS) y 1.1 J con bolas de 0,20 g. Aunque si queremos upgradearlo podremos optar por las piezas de su TX System que ya hay en el mercado disponibles para modelos como el MS338 o el MS700. Y de ahí que podamos montar cerrojos de gas 134A o de CO2 como el TX-CO2-001.

Hop up

El hop-up se regula desde la parte superior de la réplica con una llave allen, como una gran mayoría de modelos de sniper, pero por su posición muchas veces la mira telescópica quedará encima impidiéndonos acceder con la llave. 

El diseño de la cámara de hop es propio aunque la goma y el cañón son de corte VSR por lo que podremos encontrar repuestos fácilmente. Algo que en el caso del cañón interno puede que sea necesario ya que pese a que mide 340 mm y llega hasta el final del cañón externo, su diámetro interior es de 6.08 mm y es probable que queramos algo de mayor precisión.

Una solución, más práctica que estéticamente bonita, es ponerle un tornillo que encaje con una rueda plana en la parte superior para poder regular el hop sin necesidad de desmontar la mira.

Cargador

Viene con un cargador de 45 bolas, imitando el real de 5 proyectiles, que presenta el orificio no en la parte superior sino en el lateral delantero. En el modelo real que el cargador caiga debajo del cerrojo es necesario para su alimentación pero en el caso de la réplica necesita de un conducto que lleve las bolas desde el cargador a la cámara del hop salvando el cerrojo. Nos ha gustado que no usen el sistema de aleta de TM que tantos problemas ha dado en el pasado, pero es verdad que al usar la propia presión del muelle del cargador hace que las últimas 18 bolas (de 45 totales) se queden en el conducto cuando el cargador se queda vacio, sin poder ser disparadas.

Gatillera

La gatillera también sigue un diseño propio, aunque su fabricación es tan resistente que no es necesario tocarle nada hasta si subimos la potencia del muelle. Un detalle que nos ha gustado es que no deja disparar el rifle si no lleva el cargador puesto.

Accesorios

La réplica de serie viene sin accesorios, aunque algunos de los que véis en la review los hemos sacado del catálogo de ARES como es el caso del bípode BIP-003, de patas plegables y extensibles, con agarre clásico; o el silenciador SIL-010, creado específicamente para este modelo y que se acopla a la perfección a la bocacha tipo SureFire MB762SSAL/RE sin necesidad de desmontarla o pegarnos un buen rato (des)enroscando.

La escuela de francotiradores de los Marines es todo un referente entre los profesionales del tiro de precisión, y a día de hoy, los maestros armeros del USMC siguen marcando tendencia en el mundo de las armas de fuego. Por eso, nos gusta que sea precisamente ARES la encargada de ofrecernos la réplica de este modelo. Por su realismo, su atención al detalle y su rendimiento ¿tendrás el pulso de encararla?