Ir a versión
escritorio

5+1 Consejos si desenfundas tu pistola

A todos nos ha pasado alguna vez. Cuando en una partida nos toca desenfundar la pistola es que la situación se ha puesto fea. Las opciones de salir "vivo" de allí se reducen a seguir instintivamente estos consejos y sobre todo de tu velocidad. Por eso no te puedes permitir ningún error. Nosotros aprendimos de los nuestros y estas son nuestras recomendaciones para que no acabes en el respawn.

1.Vaquero,
¿la llevas en la recamara?

En combate siempre lleva la pistola amartillada con la bola ya en la cámara. Si has de desenfundar es porque estás en una situación “de tú o él”, no pierdas el tiempo amartillando. Es más, después de amartilla abre ligeramente la corredera y verifica que la bolas está dentro del cañón. No serías el primero que dispara en vacio porque el muelle del cargador se ha quedado enganchado y no suben las bolas.

2.Dos está bien,
pero tres es mejor.

Y cuatro ni te digo. En el momento en el que desenfundas la pistola es que la cosa es crítica. Así que no te la puedes jugar a de disparar solo un disparo. Hay muchas cosas que pueden fallar, empezando por tu pulso. Dispara, dispara y vuelve a disparar. Es más probable que el combate termine antes que tu cargador y entonces querrás que tus bolas hayan sido las ganadoras. ¡Ayuda a la estadística! Si crees que este punto no es realista, te animamos a entrar en Youtube a ver como las nuevas técnicas aconsejan no escatimar en disparos, la premisa es seguir vivo ;-)

3.Cuenta bien
y guárdate dos.

Para jugar a pistola, como con el resto de tus réplicas, debes ante todo conocer lo que tienes en tus manos. Es muy importante saber qué capacidad tienen tus cargadores para saber cuando tienes que recargar, no esperes a que la corredera se quede retenida. Si consigues llevar la cuenta podrás recargar en el momento que  más te convenga y no cuando no te queden más cojones. Así que lleva la cuenta de las bolas que dispara, y si quieres hacerlo bien, cuenta siempre dos de menos porque nunca sabes cuándo vas a necesitar los dos últimos disparos.

4.Se agresivo.

Muévete. Sí, has leído bien. Si puedes dispara y muévete pero sin perder el blanco. Primero, al moverte impides que tu oponente fije el blanco y sea más dificil para él darte. Y segundo, sigue disparando y no pierdas de vista a tu objetivo. Si ganas la posición es más probable que ganes el combate. Recuerda que el jugador medio de airsoft es lento y estático, haz que eso sea una ventaja para ti.

5.Céntrate en las rodillas, impacta en el pecho.

Aunque veas en las pelis que disparan a la cabeza, la verdad es que los operadores apuntan al pecho ya que es un blanco más grande y es más difícil fallar. Nosotros debemos aplicar la misma lógica y apuntar a las rodillas, ya que con las GBB, el blowback, el hop-up o el mero estrés pueden hacernos disparar más alto. De ese modo impactamos siempre en el cuerpo (el blanco más grande) y evitamos los odiosos tiros en la cara. Además de ganar el combate serás un buen compañero, a nadie nos gusta que nos den en la cara.

+1 ¿Apuntar?

Puede ser controvertido, realmente lo es, pero apuntar con la pistola es para la gente a la que le gusta visitar el respawn. Si debes entrar en una habitación, doblar una esquina o cruzar una entrada, no seas la víctima, sé el cazador y entra disparando. Por seguridad apunta siempre hacia abajo para evitar disparos en la cabeza, pero dispara. Porque, recuerda esta frase, “mejor sin bolas que eliminado”.

*Este consejo puede ir en contra de las reglas en algunos terrenos de juego, así que antes de aplicarlo (y es algo que siempre deberías hacer primero) debes de comprobar su reglamento.