Ir a versión
escritorio

Aqui no hay nada que ver

EL GSG 9 es una unidad de operaciones especiales contraterrorista de la Policía Alemana (Bundespolizei) y es considerada una unidad de élite entre las fuerzas policiales internacionales. 

Se creó a raíz de la Masacre de Múnich de 1972 y en octubre de 1977 tuvo lugar su primera gran actuación, cuando un avión alemán de la Lufthansa fue secuestrado por 4 terroristas árabes y obligado a aterrizar en Mogadiscio, Somalia. Bajo la asistencia logística del SAS británico tuvieron su bautismo de fuego. No fue herido rehén alguno en la operación, ni ningún miembro del GSG 9, tres de los terroristas murieron en el avión, una sobrevivió y pudo ser juzgada. La misión había sido un éxito. 

Actualmente el GSG 9 es considerado uno de los mejores grupos antiterroristas del mundo. Y este grupo de recreadores de esta impresionante unidad alemana nos ofrece una versión del airsoft que hasta ahora no era muy extendida, el Pol-Sim o Policial Simulation.

Es usual encontrar equipos que recrean unidades militares, pero muy pocos representan grupos policiales. ¿A qué creéis que se debe?

Es una combinación entre seguir la tendencia generalizada y el miedo a la innovación y a la no aceptación pública. Pero las causas son muchas y no conocemos, ni es nuestra intención, contestar en nombre de otros equipos. Aunque también es cierto que existen ya equipos milsim que están intentando diversificar actividades y unirse al polsim.

¿Por qué elegisteis representar una unidad alemana?

Fuimos muy rotundos y unánimes en la decisión, aunque reconocemos que en nuestra elección barajamos representar cuerpos como el grupo antiterrorista austriaco Eko-Cobra o el Grupo de Asalto Policial Bope brasileño. Sin embargo, al final nos decantamos por el G.S.G.-9 porque la mayoría de nosotros descendemos, dentro del mundo del airsoft, de un equipo ambientado en el ejército alemán. Además, nos gusta y apreciamos la labor y el valor de sus hazañas en las actividades que desempeñan, en especial en antiterrorismo.

Representáis a un grupo bastante joven, de hecho, su creación tiene escasamente 50 años. ¿Qué diferencias creéis que presenta el GSG9  en comparación con otros más antiguos como los SWAT?

Las diferencias se pueden apreciar en las competencias de cada uno. El G.S.G-9 es una unidad táctica con especialidad antiterrorista y los segundos, los SWAT, tienen como fin el asalto táctico policial. Así mismo, también admiramos la discreción (que no la invisibilidad) de éste cuerpo, mientras que ya conocemos todos la “popularidad” de los SWAT.

¿Consideráis que el término polsim es una realidad o tiene que asentarse todavía en el airsoft?

La realidad somos nosotros. No obstante, después de investigar un poco por la red, podemos ver que es una actividad practicada desde que el mundo es mundo y el airsoft es airsoft. También se puede ver en internet que los primeros entes gubernamentales de defensa que introdujeron como herramienta de entrenamiento las réplicas fueron las unidades policiales y no las militares, en concreto en tierras orientales.

¿Qué material diferente puede usar un jugador de polsim con respecto a uno de milsim?

Pues la verdad que poco. Daos cuenta de que actualmente es normal la presencia de los GEI´s y de cuerpos policiales convencionales en los conflictos bélicos de cualquier índole desempeñando funciones de antiterrorismo, negociaciones, formación, adiestramiento, guardia, custodia y protección de VIP.

¿Es más dificultoso encontrar equipación policial que militar?

Aparentemente puede parecer que sí, pero todo depende de a dónde quieras llegar. Para ser sincero, en ocasiones hemos sufrido para seleccionar o encontrar un material que sea lo más semejante al real. También, en determinadas ocasiones, hemos ido a parar a la China profunda para conseguir algunos complementos como por ejemplo nuestro ariete.

¿Apostáis por material original o por réplicas de material policial?

Depende del material del que hablemos, en cuanto a los complementos creo que el  porcentaje está muy igualado pero, lamentablemente, la mayoría del material importante no es original. El porqué es sencillo, por un lado, nacionalmente el material policial está muy controlado e internacionalmente escasea y es muy caro. Como ejemplo, el chaleco táctico de segunda mano cuesta unos 750 € y los cascos AM95 y Zenturión, también de segunda mano, están entre 1.500 € y 5.000 €.

¿Cuál es el talón de Aquiles de vuestra equipación? 

Unos dicen que la boina, algunos que el chaleco con los parches, otros el casco tipo “Delta”… Yo digo que simplemente la idea de crear un equipo GEI´s atípico y de ir todos con la mismas equipación, parches, insignias, replicas y complementos es el talón de Aquiles. También es cierto que el uniforme principal de la unidad de asalto, en color negro con los complementos viste mucho.

¿El resto de jugadores os mira como “bichos raros”?

Al principio sí, pero ya somos conocidos en este mundillo. Como anécdota, el adoptar una indumentaria del día a día combinada con el chaleco, los parches y el cinturón táctico policial –que incluye todos los accesorios- ha suscitado algún resalto. De hecho, en algunas zonas donde no se nos conocía, varios jugadores han guardado rápidamente la equipación y nos han venido a preguntar si allí se podía jugar porque pensaban que éramos agentes del Cuerpo Nacional de Policía o de la Guardia Civil.

En vuestros vídeos se os puede observar portando un escudo balístico policial o incluso un ariete ¿son funcionales en las partidas o únicamente ornamentales?

Hemos practicado con casi todas las “herramientas policiales” pero la verdad es que no les damos mucho uso, más que nada porque todavía no tienen cabida dentro de las partidas. Sobre todo las mostramos en los eventos de promoción de la actividad de simulación policial. También es cierto que en nuestros entrenamientos están presentes según la naturaleza de los mismos.

Lo más peligroso, y para nosotros una gran experiencia, ha sido fuera de la práctica del airsoft. Estos Carnavales, en el sur de Gran Canaria, acudimos vestidos con el uniforme y los complementos, y podemos decir que fuimos la sensación entre los miles de carnavaleros. Además, fuimos objeto de miradas de muchos agentes de policía reales. La verdad es que nos lo pasamos muy bien siendo fotografiados por multitud de personas y nos sirvió para expandir un poco más nuestra presencia.

Muchas gracias por ayudarnos a conocer un poco mejor el polsim, suerte en vuestra andadura y nos vemos pronto.